Descansabas en el bosque y no pudiste haber predicho que se hubiera convertido en un infierno. Cuando volviste a buscar leña, te caíste en un agujero. Luego, cuando miraste a tu alrededor, las cosas empezaron a parecer espeluznantes. Alrededor estaban los huesos y calaveras mordisqueadas de las personas, y junto a ti en el suelo yacían un machete, una espada con un escudo y una cebolla. Rápidamente tomaste todo, dándote cuenta de que no tendrás tiempo para pensarlo. En el mismo instante, multitudes de osos cayeron de la oscuridad. No te dejes devorar por las bestias, es matar o morir.



Screenshots:

thumnbail1
thumnbail2

Leave a comment